Artículos
Enero 2004


 

 



Productos
Dentsply


X-Flow

Prime & Bond NT

Lesiones cervicales no cariosas

Dra Nélida Cuniberti. 
Docente Cátedra de Operatoria Dental II. Universidad del Salvador-Asociación Odontológica Argentina


Hipersensibilidad dentinaria

Muchas de las lesiones cervicales no cariosas presentan hipersensibilidad en el LAC (límite Amelo Cementario). Es una respuesta exagerada de la dentina expuesta que reacciona con dolor agudo ante estímulos mecánicos, físicos o químicos . Afecta a un 25% de la población.

La dentina presenta alrededor de 30.000 túbulos /m2 que se originan en el órgano dentino-pulpar donde se alojan las prolongaciones de los odontoblastos terminando en el límite amelodentinario siendo sellados por el esmalte

Según la teoría hidrodinámica de la sensibilidad descripta por Brannstrom M. (1;2;3) ante la presencia de un estímulo se origina un  movimiento del fluído dentinario el cual provoca la deformación del odontoblasto.

Se produce el ensanche de los canales iónicos de la membrana, entra Na+ , se despolariza la fibra, se produce el impulso eléctrico y como consecuencia aparece el dolor.

La hipersensibilidad puede desaparecer :

A.- En forma espontánea

B.- Por disminución de la presión intertubular

C.- Por bloqueo de los túbulos.

A.- El cese espontáneo puede ser debido a la formación de cálculo o barro dentinario que oblitera los canalículos o por la formación de dentina esclerótica por parte de la pulpa aislándola del medio externo.

B.- Una de las formas de tratarla es por disminución de la presión intertubular.  Pereira J.(4:5) demostró que el ajuste oclusal produce la mejoría en un 98% de todas las Lesiones cervicales no Cariosas.

La más asociada a la hipersensibilidad es la abfracción.

El 63% de las Lesiones cervicales no Cariosas presentan hipersensibilidad y el 61% de esas piezas con hipersensibilidad presentan trauma oclusal.

Los factores que responsabilizan a la sobrecarga oclusal como causante de la hipersensibilidad serían:

  1. Resistencia a los tratamientos convencionales.

  2. Hipersensibilidad marcada en premolares ya que son los que participan  en la desoclusión cuando falta la guía canina

  3. Asociada a la tensión emocional. Un ejemplo es la hipersensibilidad   cíclica, que la padecen el 75% de las mujeres  durante el ciclo menstrual.

C.- Otra de las formas de tratamiento es por el bloqueo de los túbulos mediante el uso de sales solubles que en contacto con el fluido del túbulo dentinario forma compuestos insolubles. (Rossi G.H et al).(6)

Por ejemplo: el  Ca++  y PO-4 originarios de la disolución de la hidroxiapatita -principal constituyente de la pared de los túbulos-  al combinarse con la sal precipitan como cristales que obliteran la luz del túbulo eliminando la hipersensibilidad.

Según Pereira J .et. al. (5)  la sensibilidad se reduce en un 65%.

Para mayor eficacia, los cristales que se depositan deberán tener un tamaño compatible con el diámetro del túbulo.

- Adhesivos dentinarios (“primers y bonds”)  Los primers preparan la superficie para que posteriormente el bond realice un correcto sellado.

Hay productos que son soluciones de metacrilatos más otros componentes diluidos en acetona que impregnan la dentina sin necesidad de grabarla.

Se coloca el sellador, se evapora el solvente y se fotocura. Estos productos tienen un relleno ultrafino que aumenta la resistencia de dicha capa

Entre sus componentes se encuentran el Triclosan, el Cloruro de Benzalconio o el Glutaraldehído como agentes antimicrobianos.

La secuencia del tratamiento de la hipersensibilidad es el siguiente:

1. Preparación del diente:

a.- Limpieza de la superficie a tratar con el uso de brochitas y pastas para profilaxis, quedando la superficie desengrasada.

b.- Lavar con abundante spray.

c.- Aislamiento.

d.-Secado, sin resecar para evitar el colapso de las fibras colágenas y obtener una buena hibridación.

e.- Protección de áreas vecinas.

f.-Aislamiento.

 2. -Aplicación del tratamiento.

Tratamiento de las lesiones cervicales no cariosas

La presencia de la lesión no exige de inmediato un tratamiento, a excepción de la presencia de sintomatología que obligue a eliminar la causa que la produce.

Antes de tratar las Lesiones cervicales no Cariosas se deberán corregir los hábitos lesivos de cualquier naturaleza.

Hand y cols. en sus trabajos de tratamiento de abrasión-erosión aconsejan tratar sin corregir hábitos cuando:

a.- El defecto es tan profundo que puede comprometer la integridad estructural del diente y/o una exposición pulpar.

b.- La sensibilidad se torna intolerable.

c.- Cuando el defecto contribuye a un problema periodontal.

d.- Cuando el área lesionada está incluida en el diseño de una prótesis parcial removible.

e.- Cuando compromete a la estética

Materiales a utilizar para restaurar las lesiones cervicales no cariosas.

Para Leinfelder K.(7) el material ideal es aquel que:

- Exhibe bajo módulo de elasticidad.

- Se desempeñe como bisagra entre el diente y el material restaurador cada vez que el diente sea stressado o deformado durante una función masticatoria.

- Que no requiera preparar una cavidad o retención mecánica.

La adhesión a dentina es potencialmente más apropiada para la resina que para los ionómeros de vidrio cuando se debe restaurar una abfracción.

La adhesión de los ionómeros alcanza aproximadamente a un 75% o menos que la de los sistemas de resinas

Selección del material a restaurar

Fig 1. Preoperatorio lesión de origen multifactorial Fig 2. restauración con un abase de resina X-Flow y terminada con resina de micropartículas
 
Fig 3 y 4: Pre y postoperatorio. Previo a la restauración se realizó una gingivectomía para descubrir los márgenes de la lesión. Se realizó la restauración con X-Flow como composite fluído.
 

Fig 5  y 6: Restauración de lesión cervical no cariosa de origen multifactorial con resina X-Flow.
 

Abrasión y Erosión:

Para la abrasión el material tendrá una elevada resistencia al desgaste.

En tanto que para la erosión deberá ser insoluble a los ácidos con buen sellado marginal y liberación de fluor (Figuras 1 y 2).

Se pueden utilizar:

- Resinas de microrelleno.

- Resinas Híbridas

- Compómeros

- Ionómeros de vidrio o inómeros de vidrio modificados con resina

 Abfracción:

El material de restauración deberá tener un  elevado grado de flexibilidad. (Figura 3 y 4)

Se pueden utilizar:

- Resinas flow.

- Resinas de micropartículas.

- Ionómeros vitreos modificados con resina.

Es aconsejable utilizar las resinas fluidas como base para cualquier restauración de lesiones cervicales cariosas o no cariosas.

Conclusiones

Los distintos estudios y  trabajos de investigación demostraron que las lesiones cervicales no cariosas tienen una etiología multifactorial y para su restauración es conveniente el uso de resinas flow que actúan como bisagra entre el diente y el material de restauración.

Bibliografía                   

  1. Brannstrom, M, Anderson DJ. A hydrodynamic mechanism in the transmission of pain producing stimuli through the dentine. In sensory mechanisms in dentine. Oxford –Pergamon Press 1962, pp 73-79.

  2.  Brannstrom M .,Garberoglio R.,. Scanning electron microscopic investigation of human dental tubules. Arch Oral .Biol   21: 355, 1976

  3. Brannstrom M., Garberolio R. Occlusion of dentinal tubules under superficial attrited  dentin. Swed Dent J.  1980  4: 87-91

  4. Pereira J. C. et al. Avaliacao clínica de 4 métodos  dessensibilizacao dentinaria. Relat CNPQ 1990 . Processo N°802281/88-5

  5. Pereira J.C. Hiperestesia dentinaria.. Aspectos clínicos e forma de tratamiento. Maxi-Odonto: Dentistica 1,2: 1-24 Marzo/abril 1995.

  6. Rossi G. et.al. Hipersensibilidad dentinaria. Su tratamiento. R.AOA Vol 66  4:513-518. Octubre – Noviembre 1978

  7. Leinfelder K. F. Materiales y técnicas para la práctica clínica.

Traducción Dr. Maravankin F.  SODYMAD.

Agradecimiento: Al Profesor Doctor Alberto Dell´Acqua por la dirección del trabajo que se desarrolló en su cátedra.,Operatoria Dental II

Arriba   Volver

 
 
 
 
 
 

Copyright 2007 ® DENTSPLY España y Portugal